Laporrevolución

He dejado los lapos reposar. Sólo un tiempo, para que se asienten y ver si se merecen estar, perdurar incluso. Y no. No lo creo. El juego ha terminado. Los lapos son el pasado y allí se quedarán.

Se viene una laporrevolución.

2 comentarios:

JuanRa Diablo dijo...

¡De eso nada!
Acabo de sacarme mi carrera de lapólogo y necesito ejercer.

Escupa, por favor

Okr dijo...

:(

Tengo la boca seca. Estoy en proceso de tránsito del lapismo tradicional al lapo elaborado o lapo mascado, que en puridad ya no es lapo ni es nada sino todo lo contrario.

Si algún lapo surgiera, que ya se sabe que donde hubo lapo algo de baba queda, no dejaría de traerlo a este refugio del lapismo beligerante venido a menos.