Feliz 2012

No sé si lo sabéis pero os lo digo. Esta noche me acostaré y mañana será 2012. (¿Oigo risas burlonas? "Este tío está pirado, de qué va, su mente derrapa hacia el infinito, y bla bla bla."). No es que esté mal informado, no. Es simplemente que yo me voy a saltar el 2011, y punto. Mañana todos despertaréis en vuestras camas, o camas ajenas, o bancos en la calle (excepto los que mueran dulcemente en camita y no vean el amanecer), miraréis el calendario y, sí, será 1 de enero de 2011. Pero no para mí. Yo me despertaré y será 2012. ("¿Quieres decir que estarás dormido un año, o inconsciente, o criogenizado tal vez, o harás un salto temporal a través de un agujero de gusano, o apagarás el cerebro a voluntad tras programar un despertador para el 1 de enero de 2012?", me interrogan las voces atropelladamente.) No, nada de eso. Es mucho más sencillo que todo eso. Mañana para mí será 2012, y los demás, que vivan cuando quieran. Cambiaré las fechas del ordenador, del móvil, me haré mi propio calendario hortera de bar de carretera y, si me preguntáis, siempre responderé que es 2012, aunque os riais de mí y me señaléis con el dedo con el que se señala a los locos de atar. ¿Razones? Haylas, pero son para mí.

Así es que feliz 2012 y ya si eso...

4 comentarios:

David Yuste dijo...

Feliz 2012 tenga la deidad del lapo!!!. Un abrazo!!

JuanRa Diablo dijo...

Pero la Declaración de la Renta de 2011 no se la va a perdonar Hacienda, ¿eh?

Se lo digo para que lo tenga en cuenta...

Feliz año igualmente ;)

DIANA dijo...

quiero saber tus razones!!!!

Okr dijo...

¡Cotilla! :)

Quizá algún día las cuente... pero sólo quizá.