No sé si Woody Allen me ha visto

Pues eso. Paseando ayer por la orilla del Támesis nos cruzamos con Woody Allen, que estaba allí trabajando. No es que se nos acercara y nos dijera "hola, soy Woody Allen y estoy trabajando". No hizo falta, aunque le habríamos dado las gracias si nos hubiera dirigido la palabra, aunque fuera para decir algo tan obvio. Había cámaras, focos, actores y estaba él, Woody Allen. Supusimos que estaría en medio de un rodaje, simplemente.

Pasó a metro y medio de mi señora y de un servidor, y conseguí no tirarme a sus pies como un pychofán estándar. Fue ella quien lo vio, y quien fue vista, que es lo más importante. Ella dice que cruzaron las miradas y que, supone, al verse reconocido, bajó la cabeza, así es que cuando lo miré él me apuntaba con la calva. Vi a Woody Allen y eso está bien, está genial, incluso. La duda estriba, y aquí viene lo más importante, en si él me vio a mí. Porque eso es lo verdaderamente crucial. Yo puedo verlo cada vez que quiera. Pongo una peli suya y ahí está. Lo que no es tan fácil es que él me vea a mí. Mi esposa dice que sí, que me vio, pero yo lo pongo en duda. Si tú eres Woody Allen y vas andando pensando en tus cosas de director de cine genial y te cruzas con una pareja con pinta de españoles, y ella es guapa, pues la miras a ella, y el maromo que hay al lao te la suda soberamente. Y como ves que la tía te mira con sorpresa y te esperas que te asalte, porque eso hacen los fans, pues miras para otro lado para ver si te libras del abordaje habitual.

Así es que probablemente, casi seguro, te lo digo yo, Woody Allen no me ha visto. O sí.

5 comentarios:

Miguel Ángel Maya dijo...

...Veamos: qué habría hecho yo si yo fuera Woody Allen (la verdad es que ahora tengo que suponer mucho más de lo que supongo, porque generalmente yo suelo pensar qué haría si fuera Humphrey Bogart. Es decir, siempre que estoy a punto de hacer algo -por ejemplo llamar a una ex novia a las 2 de la mañana, borracho, para pedirle explicaciones de por qué me ha dejado siempre pienso qué haría Bogart, y, claro, como comprenderás evito muchos ridículos, porque Bogart nunca llamaría borracho a su ex novia a las 2 de la mañana para pedirle explicaciones. Esto ha sido un ejemplo. Cierro el paréntesis): si yo voy caminando por la orilla del Tamesis y te veo pasar a ti junto a tu señora, ¿a quién miraría? Hombre, Marco, tampoco esperarás que te conteste a eso... De hecho, sin ni siquiera suponer que soy Woody Allen, si yo fuera caminando por la orilla del Tamesis, siendo yo mismo, y te viera pasar a ti y a tu señora, coincidiría con Woody Allen, y la miraría a ella...
...De hecho, si fuera caminando como yo mismo junto al Tamesis, junto a Woody Allen y junto a nosotros viniera Fangio, el corredor argentino de Formula Uno, obviamente resucitado, los tres miraríamos a tu señora y no a ti, aunque seguramente ni Fangio ni yo bajaríamos la vista...
...Ahora bien, si fuéramos Woody Allen, Fangio y yo, charlando amigablemente por la orilla del Tamesis, y de pronto nos cruzáramos contigo y tu señora, pero justo en ese momento aparca junto a todos nosotros una limusina blanca de la que se baja Paris Hilton, y Paris Hilton empieza a vomitar en unos setos, mientras un guardaespaldas sostiene un paraguas y justo en ese momento se baja de una moto un tipo malencarado que resulta ser un sicario que saca un revólver y vacía el cargador sobre el cráneo de Paris Hilton, todos nosotros, me refiero a ti, a tu señora, a Woody Allen, a Fangio, a mí, y al guardaespaldas, iríamos a socorrer (en vano) a Paris Hilton (o quizás a identificar a su asesino)...
...Ser testigos de un crimen semejante nos haría en cierto modo tener un cierto pasasdo común, que tal vez se traduciría en ir a tomar una copa a cualquier bar de las inmediaciones del Tamesis para relajarnos después de habernos puestos tan nerviosos con el crimen de La Heredera...
...Probablemente ahí Woody Allen repararía en ti, en mí, en Fangio y en el guardaespaldas del paraguas, aunque no le pediría el teléfono más que a tu señora...
...En fin, es una idea...
...Un abrazo (a ti y a tu señora)...

Okr dijo...

¿Socorrer a Paris Hilton? Antes me dejo encular por Fangio mientras Woody Allen filma la escena, tú cantas una de Albert Plá como banda sonora y mi señora intenta ligarse al asesino de la rubia milmillonaria, excitada por el olor a pólvora quemada.

A lo de las copas después me apunto, mira tú, y a un cigarrito.

¿Y Bogart? Espero que te lo imagines con la voz doblada y no con la suya de pato congestionado.

Más abrazos pa ti y consorte.

Okr dijo...

Luego resultó que también estaba allí Naomi Watts. Me sonó la cara, pero la estaban maquillando y no lo confirmé hasta ver el reparto de la peli ya en Madrid.

(Antes Chus vio a la ex ministra Carmen Calvo y a Nati Abascal, pero como comprenderás, después de lo de Allen me daba cosica ponerlas en el mismo lapo; ya encontraré el modo de 'bloguearlas', quizá en un asesinato múltiple con Paris Hilton y algúna petarda más.)

Zacarías dijo...

Acabo de escribir un artículo sobre Woody Allen y Mediapro en mi blog que quizás te interese. El artículo incluye una pregunta a la cual me gustaría que me respondieras: ¿Cuál de las películas de Allen es tu favorita? Si tienes un momento, por favor pasa por mi blog y déjame un comentario con tus respuestas. ¡Gracias! :)

Okr dijo...

Por allí me pasaré.
Un saludo.