S.O.S.

07/08/11 (creo) - Isla de los Últimos (el nombre es mío)
Después de dos meses aquí (creo)

Cuando el mundo se casi acabó quedamos en esta isla los que podemos ser los últimos seres humanos sobre la Tierra: Woody Allen, Migue, Paris Hilton, Chus, Carmen Calvo, Nati Abascal y un servidor. Se puede decir que esto es una mezla de Perdidos, Supervivientes y mi peor pesadilla (aclaración: mi peor pesadilla consiste en que creo que me despierto, oigo una música que viene de la calle, entonces me asomo y veo a Paris Hilton, Woody Allen y Nati Abascal vestidos de tunos, guitarra y bandurrias en ristre, cantando la tradicional tonadilla "Clavelitos" a las jodidas cuatro de la mañana). ¿Que cómo hemos acabado aquí esta mezcla improbable de personas y personajes...? No viene a cuento.

Al principio estuvimos muy unidos. Juntos ante la adversidad. Luego nos separamos por idiomas pero como Woody se cansó de la superficial conversación de Paris (perdonad que los llame por su nombre de pila, la confianza es lo que tiene) y Chus se hartó de hablar en gallego consigo misma, nos agrupamos por sexos. Esto consiguió mantenernos más o menos ocupados durante unas semanas. Migue, Woody y yo hablábamos de cine y literatura y las chicas de sus cosas. Ha sido la época más feliz en la isla pero, como todo, colapsó. Los culpables, lo admito, hemos sido Migue y yo. Y es que llegó un momento en que, parece mentira eh, nos hartamos de Woody y nos pusimos a hablar de fútbol (él es de Barça y yo del Madrid, lo que da para cientos de horas de conversación). El americano no pudo con esto y se fue a vivir a una cueva aparte. Al principio no nos importó demasiado pero las chicas, que por lo visto estaban llegando ya a acuerdos con los que seguir adelante con la especie humana y tal, nos dieron a entender que sin Woody faltaría variedad genética a la hora de reproducirnos (para mí que el interés venía porque él es el único famoso y les daba más morbo). Teníamos que hacerle volver al grupo. Después de discutirlo, me mandaron a mí como representante. En un minuto llegamos a un acuerdo: él se zumbaría a Paris el primero.

Viendo cómo estaba el asunto, las únicas en edad fértil son Chus y Paris. Nati y Carmen, tristes por no poder aportar hijos a la circunstancial y previsible última tribu humana se han ofrecido a ejercer de abuelas y a quedarse con los niños cuando los demás nos vayamos de vacaciones. En fin, es lo que hay, que les agradecemos las buenas intenciones y eso. Así es que, con las mismas, nos hemos puesto a preñar como conejos.

Y en eso estamos. Según nuestros cálculos, los de Paris, que resulta ser un hacha en estadística, en unos doscientos años llenaremos la isla de niños retrasados mentales (no quedará otra que cruzar hermanos con hermanas, primos con madres y lo que surja, y eso seguro que no acaba bien) que no tendrán recursos naturales para subsistir, ni técnicos, como hemos comprobado, para salir de la isla.

Espero que este mensaje llegue a alguien que haya tenido la suerte de sobrevivir en el continente en lugar de en esta isla de mierda y venga a salvarnos, o por lo menos a llevarse a Paris, que quiere imponer la moda del taparrabos en la isla y yo ya no tengo edad para esas tonterías.

M.

4 comentarios:

Miguel Ángel Maya dijo...

...Creo que a este punto debería puntualizar algunas cosas que, tal vez no son del todo como tú las cuentas...
...Yo siempre fui partidario, y tú lo sabes, que te opusiste desde el principio, a hacer un complot para asesinar a Nati Abascal y Carmen Calvo...
...A Woody Allen le daba igual, porque por aquella época, deberías recordar, andaba preocupado por una mancha que le había salido en la ingle, de modo que yo lo consulté con Paris, y ella sonrió, pestañeó y dijo "that's hot" guiñándome el ojo... Yo ya imaginaba que tanto Chus como tú os opondríais al asesinato de Nati Abascal y de Carmen Calvo...
...Pero no, Chus estaba harta de Nati Abascal y se puso de mi parte... Fue eso lo que dio lugar al cisma, y no el hecho de que yo sea del Barça y tú del Madrid...
...Bueno, eso y el hecho de que yo siempre defendiera a Paris Hilton sólo porque estaba buena y me da morbo (algo que no soportaban ni Nati Abascal ni Carmen Calvo)...

Okr dijo...

Bueno, esto ya es lo que faltaba...

Repuntualizo:

Si no quise ser cómplice de ese crimen no fue porque me cayeran bien. Ni siquiera fue por principios provida, respeto a la ancianidad o simple camaradería insular. ¡Lo que pasaba es que me negaba a deshacerme de las dos únicas personas que cocinaban bien! ¿Qué habríamos hecho sin el gazpacho de Nati o la increíblemente deliciosa paella de Carmen? Pero claro, tú lo único que querías comerte estaba en la entrepierna de Paris y te sobraban las dos viejas resecas que poco te podían hacer disfrutar. Eso, perdona que te diga, Chinasky de pacotilla, no es razón para matar a nadie.

En cambio, ahora que lo pienso, lo de la mancha de Woody... ¿y si hubiese sido algo contagioso? Puestos a matar a alguien, él habría sido el más indicado: menos competencia para ti con Paris y menos peligro de contagio vírico fatal para el todos. Y además, no hacía nada. No lo vi barrer la isla ni una sola vez. Decía que era por su alergia al polvo. ¡Qué alergia ni que niño muerto!

En cuanto a lo de Chus, todavía se lo tengo guardado. Ella pensaba que las Nati y Carmen querían algo conmigo y estaba tan celosa que daba miedo.

En resumen, que uno no puede, con la excusa de estar perdidos en una isla, perder tan fácilmente las formas, te pongas como te pongas.

Anónimo dijo...

...jajajajaa...

Okr dijo...

...grrr...