Contra el Sol

Cariño, ¿dónde teníamos guardado el Rayo Destructor del Sol? ¿Estará en el trastero? Ah, sí, aquí está. A ver si funciona. Espera, sácame una cerveza fresquita del frigo. Eso, gracias. ¿La munición? ¿No? Espera, que bajo al chino a ver si tienen.

Ya, cariño. ¿Me ayudas? Eso, coloca la base ahí, ya está cargado. El ángulo es bueno, sí, mira en la pantalla, ves, en el centro aparece el Sol. El sistema corrige cualquier desviación, dicen las instrucciones. Qué buena idea tuvimos al comprar esto. La gente dice que la teletienda no sirve para nada pero en momentos como este se agradece que estén ahí. Bueno, cuando quieras. ¿Le das tú o le doy yo? Venga, dale. ¡Perfecto! Mmm. No pasa nada. A ver, aquí dice que el proyectil viajará a un tercio de la velocidad de la luz y que en 24 minutos alcanzará su objetivo. Mira, si hasta ponen una cuenta atrás y todo. Bueno, pues a esperar.

24 minutos después.

¡Toma! ¡El Sol a la mierda! Cariño, anda, enciende la luz, que no se ve nada. Sí, la factura de la luz se va a poner por las nubes pero ¿no notas ya el fresquito?

4 comentarios:

*Sarusky* dijo...

:D

Okr dijo...

;)

Miguel Ángel Maya dijo...

^`´^
**
.

Okr dijo...

?

(un consejo: vo-ca-li-za)