El increíble caso del espejo que no reflejaba

Extrañamente, el asesino no era el mayordomo.

2 comentarios:

D. Yuste dijo...

ostias... este lapo me ha noqueado... debe ser que estoy un poco lento al volver de la universidad xDD

Okr dijo...

Es que pa qué contar to la historia si con el final ya está dicho todo (¿que habrá segunda parte en la que se descubra al asesino? o vete tú a saber).