Me faltan dedos

Me faltan dedos para escribir aquello, con todas las palabras, con todas sus letras, tú sabes a qué me refiero. Tengo diez, cinco en cada mano, y el teclado se me encoge hasta hacerse de juguete, con las teclas minúsculas, y mis gordos dedos, torpes, son simple escuadrón en retirada, sin refuerzos que los salven de la derrota mil veces escrita. Me faltan dedos, teclas y pantalla, que se oscurece y me obliga a encender una vieja vela, la que escondo bajo la cama, por si acaso.

Es noche cerrada en mi pantalla y mis dedos son cada vez menos. Las palabras, cada vez más.

1 comentario:

Abril dijo...

Perfecto, como siempre.
Gracias!